Suscríbete gratis a Frases Bonitas

Cuando los Angeles nos visitan, no escuchamos el susurro de las alas.



Cuando los Angeles nos visitan, no escuchamos el susurro de las alas, ni sentimos el roce de sus plumas, pero percibimos su presencia por el amor que crean en nuestros corazones.
(Autor desconocido)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...